Usuario Password Tipo

pasteleria-BANNERS-CARRERAS-1X1

La historia de LE CORDON BLEU, líder mundial en educación culinaria.

 

El nombre CORDON BLEU se remonta al 31 de diciembre de 1578, día del Pentecostés,  cuando el Rey Enrique III  de Francia crea La Orden del Espíritu Santo (Ordre du Saint-Esprit) en recuerdo a su designación como rey de Polonia y posteriormente como rey de Francia, una orden de caballería prestigiosa que sirvió a la Monarquía Francesa entre 1578 y 1791, y de 1814 a 1830. 

HISTORIA
El rey Enrique III de Francia funda la Orden del Espíritu Santo con  dos objetivos, primero, honrar a Dios y en segundo lugar, reunir entorno al trono a un buen número de caballeros leales a la Corona, como advertencia a los miembros de la Liga concentrados en torno al Duque de Guisa, su rival que le disputaba el poder y acariciaba la idea de destronarle y coronarse rey.

Enrique III dispuso que la vieja Orden de San-Miguel fuera integrada en la nueva orden creada por él, quedando patente en la cruz de ocho puntas con su anverso decorado con la paloma blanca que simboliza el Espíritu Santo, sin embargo, la Orden de San-Miguel se siguió concediendo a eminentes figuras de las Bellas Artes y Letras de Francia, y a sus receptores se les conocían como "Caballeros del Cordón Negro", ya que la banda de la Orden creada por Luis XI era de muaré negro desde el 12 de enero de 1665. Mientras que a los caballeros de la Orden del Espíritu Santo se les conocía como "Cordon Bleu" (cordón azul), puesto que la banda era de muaré azul.

La dirección de la Orden era reservada al rey, único soberano y gran maestre de la Orden. Su administración era confiada a varios oficiales, siendo los más importantes los comendadores. Se distinguían varias clases entre sus miembros:

-los Caballeros: no rebasaban el centenar, siendo escogidos entre la más alta nobleza del reino. 
-los Comendadores: eran ocho eclesiásticos. La Orden debía contar en su orígen con cuatro cardenales o arzobispos y cuatro obispos. 
-los Comendadores-oficiales: el Canciller y Guardián de los Sellos, el Preboste y Maestro de Ceremonias, el Gran Tesorero y el Secretario.

medalla1


INSIGNIA

cointreau

La insignia de la Orden se asemeja a la célebre Cruz de Malta, de cuatro brazos y terminados en ocho puntas. Entre los cuatro brazos de la cruz, una flor de lis. En el centro, una paloma con las alas desplegadas y la cabeza mirando hacia abajo y, por norma, la cruz solía colgar de una amplia cinta de muaré azul cielo llevada al cuello.

La primera ceremonia solemne de la Orden se produjo en su sede, la Iglesia de los Grandes Agustinos de París, el 31 de diciembre de 1578, fecha de su fundación. Luego, se celebraba anualmente.

Suprimida en 1791, durante la Revolución Francesa, junto con otras órdenes de caballería, la Orden del Espíritu Santo fue restablecida en 1814 por el rey Luis XVIII y definitivamente abolida por Luis-Felipe I en 1830.

Se cuenta que esta orden fue conocida por sus legendarios banquetes llamados Cordon Bleu que acompañaban sus ceremonias, donde los miembros de esta orden disfrutaban de las más exquisitas comidas y las mejores atenciones del reino. Sin embargo, después de que esta orden se abolió por Luis-Felipe I, Rey de los Franceses, el nombre Cordon Bleu siguió siendo sinónimo de excelente cocina y excelente servicio.

Después de muchos años, el nombre Le Cordon Bleu fue utilizado por la periodista Marthe Distel, como título de la revista culinaria francesa La Cuisinière Cordon Bleu (La cocinera Cordon Bleu). Para aumentar las ventas, Distel ofrecía a los suscriptores de su revista clases de cocina con chefs profesionales. La primera clase tuvo lugar en el Palais Royal (Palacio Real) de París en 1895. Esto condujo a la creación de una escuela más formal y rápidamente se convirtió en una de las escuelas élite de la cocina en el mundo. Ampliamente reconocida desde sus inicios, la reputación internacional de la escuela se incrementa al recibir en 1897 al primer alumno ruso y en 1905 se inscribe el primer alumno japonés. A partir de 1945, gracias al éxito y prestigio alcanzado, Le Cordon Bleu se convierte en la única escuela en Francia, acreditada por Estados Unidos, para entrenar profesionalmente a los soldados americanos. Reconocida en diversos ámbitos, Le Cordon Bleu París ha recibido a personalidades como Audrey Hepburn, quién en 1954 visitó la escuela para el lanzamiento de la película “Sabrina”.


ACTUALMENTE

Hoy en día, los grandes Chefs de Le Cordon Bleu tienen una amplia trayectoria; la mayoría han trabajado en restaurantes reconocidos y premiados por el Guía Michelin, y han sido ganadores de prestigiados concursos. Año tras año, los Chefs Cordon Bleu transmiten su experiencia y conocimientos a los alumnos de más de 70 países. Al enseñar las técnicas y métodos de cocina, pastelería y panadería que han sido codificados en Francia durante los últimos 500 años, brindando a los alumnos una formación culinaria que les permite aplicar los conocimientos adquiridos para desarrollar cualquier tipo de cocina en cualquier parte del mundo.

Para América del Sur, Le Cordon Bleu ofrece diplomas internacionales en administración de hoteles, restaurantes y afines; gastronomía y arte culinario; cocina; pastelería; bar y coctelería; además, ofrecemos el único MASTER CUISINE en América del Sur, así como diplomas internacionales en marketing para restaurantes y servicios gastronómicos; gestión de restaurantes; dirección estratégica del hospedaje; y organización de eventos y catering; entre otros cursos de especialización y cursos libres por temporadas.

Cada año Le Cordon Bleu participa en más de 50 eventos internacionales como festivales, conferencias y congresos profesionales; así mismo, participa y actúa como jurado de concursos Internacionales. Le Cordon Bleu es miembro activo de asociaciones culinarias y culturales: pertenece a la Alianza Francesa de París (como parte del consejo de administración), la Chaîne des Rôtisseurs, y a la IACP (International Association of Culinary Professionals), entre otras. Desde sus inicios, Le Cordon Bleu ha publicado libros de cocina para aficionados y profesionales. Su serie “Le Cordon Bleu Home Collection” ha sido traducida a 17 idiomas y ha vendido más de 6 millones de copias, de las cuales casi un millón fueron de la edición en francés. Pierre Deux French Country y FCLstyle.com.

A finales del milenio pasado, André Cointreau, Presidente de Le Cordon Bleu, dentro de su política de expansión, realizó una gira por toda América Latina, para crear la primera sede de habla hispana, y eligió al Perú y a INAT por la creatividad y seriedad de sus trabajos.

Así el 26 de marzo de 2000 el Sr. André Cointreau, Presidente de Le Cordon Bleu y el Dr. Sixtilio Dalmau Castañón, Director General de INAT, suscriben el convenio que permitió el nacimiento de "Le Cordon Bleu Perú".