Usuario Password Tipo

 

Francia es conocida como el país de los mil quesos, siendo uno de los más destacados productores mundiales de este delicioso lácteo.

 

El queso es, y siempre ha sido, uno de los ineludibles de la mesa gala y uno de los productos más emblemáticos. En rasgos generales es importante que los quesos se sirvan a temperatura ambiente y que se haya aireado durante horas, para que su aroma y sabor alcancen el grado óptimo. La presentación es también relevante y se debe optar por bandejas de materiales  naturales como la madera, cerámica o vidrio. Entre los quesos que más destacan se encuentran el queso de cabra, que están hechos a base de leche cuajada (vaca, cabra y oveja). Tienen una pasta blanca y son desprovistos de su corteza. El queso de cabra tiene una pasta fresca y blanda, incluso algunos son salpicados de hierbas aromáticas como la pimienta o envueltos en hojas.

 

Los quesos de pasta blanda son elaborados a partir de la leche de vaca o de cabra, cruda o pasteurizada. Algunos tienen una capa llena de moho y hongos, por ejemplo el brie, el neufchatel, camembert de Normandia, entre otros. Los quesos de pasta jaspeada son hechos a base de pasta blanda. Son sembrados de esporas de hongos que más tarde desarrollan moho. También destacan los quesos de pasta comprimida y los quesos fundidos.

 

Por otro lado los vinos franceses corresponder a uno de los más antiguos cultivos de la vid, su origen se encuentra sus fuentes en la época del imperio romano. Se les considera parte fundamental de la gastronomía de Francia y algunas marcas han logrado un reconocimiento mundial.

 

Entre las más importantes regiones vitícolas francesas se encuentran Alsacia, Beaujolais, Burdeos, Borgoña, Champagne, Languedoc – Rossellon, Provenza, Corcega, Sud Ouest y Valle del Loira.

 

Francia produce cerca de 60 millones de hectolitros de vino a partir de las 800.000 hectareas de viñedo repartido por todo el país. Se trata del segundo país del mundo por superficie de viñedo, solo por detrás de España.

 

De Francia son originarias también variedades de uva como la Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Syrah, Pinot Noir o Sauvignon Blanc, hoy día presentes en todo el mundo. Para entender correctamente los vinos franceses y su alta calidad, es preciso conocer el papel determinante que juegan dos aspectos: El terruño (terroir) y el sistema de denominación de origen controlada (Appellatio d´Origine Controlée). Hablar de vinos de terroir es hablar de vinos que reflejan su lugar de origen, algo que viene a menudo identificado en las etiquetas de los vinos franceses. Por su parte, las AOC definen que variedades de uva o prácticas de elaboración deben utilizarse en cada una de las denominaciones geográficas existentes.

 

Los vinos y quesos son una buena combinación para poder disfrutar de las delicias que nos ofrece la gastronomía francesa.

 

 

La cocina fusión es un concepto general que se emplea en gastronomía para indicar la mezcla de estilos culinarios de diferentes culturas, como la mezcla de ingredientes, condimentos, presentación y practicas culinarias.

 

La fusión de las cocinas se da por diversos motivos. En algunos casos es impulsada por la creatividad de una comunidad de cocineros, por la simple fusión de culturas debido a desplazamientos e inmigración de las mismas o por influencias geográficas o económicas como la cercanía de frontera con otros países, colonización, etc.

 

La cocina peruana, influenciada por la herencia pre-incaica, incaica, española, africana, china, japonesa e italiana, principalmente del siglo XIX reúne, mezcla y acriolla una gastronomía con exquisitos sabores de cuatro continentes, ofreciendo una variedad inigualable e impresionante de platos en constante evolución, imposible de enumerarlos en su totalidad.

 

La gastronomía en el Perú está sacando provecho en materia de sabores, de su amplia biodiversidad. Las características de esta fusión son la presentación, el colorido, la mezcla y variedad de ingredientes. Es de conocimiento en todo el mundo que la cocina peruana ha encontrado ya un espacio dentro de las más reconocidas del mundo, considerada entre las diez primeras. Cualquier persona que haga turismo en el Perú, es inmediatamente cautivado por la riqueza culinaria local, y si es gourmet, siempre buscará la excusa perfecta para regresar y deleitarse con nuevos sabores.

 

Fusión Perú-China

 

El chifa es un término utilizado en el Perú para referirse a la cocina traída y adaptada al paladar peruano por los inmigrantes chinos, principalmente de la zona de Cantón, a fines del siglo XIX.

 

El chifa en el Perú ha evolucionado enormemente y ha adquirido una personalidad propia, formando parte de la Gastronomía del Perú desde el siglo XIX.  El primer chifa de Lima, ubicado en la calle Capón, conocido como el barrio chino de Lima, fue inaugurado en 1921.

 

Los limeños quedaron maravillados con la salsa agridulce, el arroz chaufa, las suaves sopas y otras preparaciones de esta cocina milenaria. También, a partir de ese entonces, las amas de casa incorporaron a sus menús el uso del kion, sillao, cebolla china y otros ingredientes chinos que visitan la mesa diaria peruana.

 

Fusión Italiana-Peruana

 

La inmigración de los italianos al Perú se dio principalmente entre los años 1840 y 1880. En su mayoría por gente que vino de la región de Liguria, partiendo del puerto de Génova. Fueron los que introdujeron legumbres como la acelga, el zapatillo italiano, espinaca, coliflor, etc.

 

Entre los platos de fusión que más destacan se encuentran: El pastel de acelga, el mondonguito a la italiana, los tallarines verdes, que son una variante de los spaguettis al pesto, al cual se le ha agregado espinaca y se sirve como plato de fondo con huevo frito o bistec. Las pizzas son muy populares y en los últimos años se han hecho variantes peruanas como la pizza con lomo saltado o con ají de gallina.

 

La fusión de las comidas peruanas es sin duda unas de las más buscadas por turistas alrededor del mundo, dejando sin palabras y con el paladar extasiado a quien visite nuestro país.

 

 

Arequipa es la única ciudad peruana incluida en el ranking de los 100 mejores destinos para conocer durante el 2015. La elección de esto fue gracias a Trivago; buscador de hoteles más grande del mundo.

 

El portal español basa su elección en tres criterios: la reputación online de los hoteles de la ciudad seleccionada, los precios del alojamiento en habitación doble y los atractivos turísticos.

 

La ciudad blanca ocupa el puesto número nueve con una reputación de 96.40%. Fue solo superada por Mostar (Bosnia y herzegovina), Novi Sad (Servia), Lijiang (China), Plvdiv (Bulgaria), Sezeged (Hungria), Amristar(India), Ouarzazate (Marruecos) y Kaliningrado (Rusia)

 

De Arequipa se destacó los edificios coloniales y lugares emblemáticos como el monasterio de Santa Catalina y la plaza de Armas.

 

El  miembro de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Arequipa, Rafael Cornejo, califico a esta elección como una buena noticia, ya que pone a Arequipa en los ojos de todo el mundo.

 

El Ranking de Trivago no es oficial, pues las cifras oficiales las maneja la Organización Mundial de Turismo (OMT), pero confirman que el Perú es uno de los destinos los cuales la mayoría de turistas anhela visitar.

 

Entre las atracciones de Arequipa encontramos  la comida arequipeña que se distingue por su gran calidad, variedad de sabores, su increíble preparación y su destacable picor en sus aderezos. Es una región única, con una comida incomparable. Entre sus platos hay sipas, chupes a base de mariscos y a base de diversas carnes. En su preparación incluye condimentos, salsa picante, una mixtura de productos andinos y sabores fuertes.

 

La tradición gastronómica de la ciudad blanca se caracteriza  por servir un plato según el día. Sin embargo, esa costumbre varía según el pueblo Arequipeño. Entre los platos Arequipeños que más destacan se encuentran:

 

1)      Rocoto relleno: Es considerado una de las comidas fundamentales. Elaborado a base de rocoto, carne picada, cebolla roja picada, aji panca, colorado molido, mani tostado o molido, quesos, huevo, leche y otros ingredientes más.

 

2)      Ocopa: La ocopa arequipeña es el plato más reconocido de Arequipa en el Perú y en el extranjero. Se prepara a base de una rama de huacatay, aji mirasol, aji amarillo, mani, galletas de vainilla o pan, leche evaporada, queso fresco, ajo y condimentos.

 

3)      Cauchi o Cauche: Es una comida típica arequipeña, propia de la gastronomía de la región. Tiene una variedad de platillos, entre los cuales está el Cauchi de queso y el cauche de camarones. Ambos llevan como base queso fresco serrano, aji amarillo, aji panca, molido, huacatay, ajo, cebolla rojas, habas y leche.

 

4)      Chupe de camarones: Es una sopa criolla originaria de Arequipa. Es un plato muy nutritivo, potente, sustancioso y extremadamente delicioso. Está preparado con camarones de rio de la costa del sur del Perú.

 

 

El pan tiene su origen en las primeras épocas de la historia del hombre. Con el paso del tiempo han aparecido infinidad de variedades. Este alimento es básico en el consumo diario y posee propiedades nutritivas muy valoradas en los últimos tiempos.

 

El pan francés forma parte indisoluble de la cultura universal de las civilizaciones y ha sido el alimento más consumido por las sociedades de la Antigüedad  desde la época del Neolítico, cuando era consumido como simples gachas y harinas y luego, se convirtió en fruto de la interacción de diferentes factores y por casualidad se convirtió en tortas con la cocción del horno. Los egipcios dieron un paso más añadiendo masa ya fermentada a la mezcla primaria de harina, agua y sal. La historia cuenta que son los auténticos inventores del pan fermentado en los primeros hornos de cocción y de la idea de colocar un panecillo a cada comensal. Buena parte de los diferentes tipos de panes y la combinación con masas diferentes – trigo, cebada, avena, centeno, especias, frutos secos, aceite y miel; todo esto se lo debemos a los griegos, que crearon más de setenta variedades.

 

Los consumidores no conocen mucho acerca de los tipos de pan que existen y las características que tienen, por lo que conviene detenerse en algo que parece tan básico como saber lo que compramos y lo que consumimos diariamente.

 

El pan como tal, y sin otro calificativo que lo acompañe no es otra cosa que el producto resultante de una masa obtenida por la mezcla de harina de trigo y agua potable, con o sin adición de sal comestible, fermentada por especies de microorganismos propios de la fermentación panaria.

 

Durante la Edad Media no se produjeron progresos notables en la panificación. Además del cultivo de trigo y de centeno, se continuó con el de cebada. En Europa, el cultivo de cereales descendió, y con ello vinieron los periodos de hambre, escasez del alimento base, el pan. En la época de más hambre, el pan es el alimento más preciado.

 

En muchos lugares de Europa los monasterios se convirtieron en los principales productores de pan. El pan blanco, en esta época seguía siendo signo de prestigio social, solo accesible para clases ricas y pudientes.

 

En el Perú el pan Francés es muy conocido y es el pan que está ahí, en cada mes; semana, todos los días.

 

 

Nada como el helado. El helado o crema helada es un postre congelado hecho de agua, leche, crema de leche o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes o azúcar. En la actualidad, se añaden otros ingredientes tales como yemas de huevo, frutas, chocolate, galletas, frutos secos, yogur y sustancias estabilizantes.

 

El helado es un producto delicioso, refrescante y nutritivo que se puede definir como leche batida, congelada, endulzada y concentrado, que puede ser consumida en diferentes sabores, formas y tamaños.

 

El helado al igual que todos los productos tiene una historia por demostrar y que nos acompaña desde hace miles de años. Se dice que todo empezó con los chinos muchos siglos antes de Jesucristo y nuestro calendario. Estos mezclaban la nieve de las montañas con miel y frutas y  así era una forma la cual ellos utilizaban para refrescarse.

 

La preparación de los helados por aquel entonces era tan complicada que solo lo podía tomar la nobleza. Todos sabemos a qué velocidad se derrite un helado y al no disponer de refrigeradoras, congeladoras o heladeras, era todo un reto conservar el helado hasta que un rey o una persona de clase alta lo pudiera degustar.

 

En ese entonces los helados de leche no eran muy conocidos, fue entonces que un cocinero francés mezclo zumos de leche e invento el helado. El Rey Carlos I de Inglaterra quedo tan fascinado que le dio una gran recompensa para que reservase su invento únicamente para uso de la mesa real.

 

En 1660, el italiano  Procorpio abrió en Paris el “Café Procope”, donde además de café se servían helados, siendo este siciliano el abuelo del helado popular. Fueron los heladeros italianos, convertidos en helados ambulantes, quienes hicieron que toda Europa conociera sobre las de delicias de los helados.

 

En 1846, la americana Nancy Johnson inventa la primera heladora automática, a partir de esta creación empieza la verdadera historia del helado industrial con los resultados que todos conocemos. El helado nos gusta y se ha hecho muy popular en nuestro país y nuestra demanda está haciendo que la industria del helado tenga una gran producción.

 

Hoy en día el helado se puede comprar y también hacerlo en casa, solo necesitas leche, huevos, azúcar, tiempo, un congelador y un poco de dedicación para poder preparar este delicioso postre que refresca y endulza a todos con tan solo verlo.

Que mejor que en esta época, a vísperas de la navidad y con el sol ardiendo que comer un helado, se viene el verano; todos a cuidarse del sol y refrescarse.

 

 

El café fue introducido por inmigrantes franceses en América Central a principios del siglo XVIII, pero luego los holandeses extendieron su cultivo hacia américa del sur. El cultivo del café permitió una ampliación de la frontera agrícola en varios países americanos y fue un factor determinante para el crecimiento de la población en terrenos que en tiempos pasados tenían escaso valor.

 

Hacia fines del siglo XIX, la producción de café en el Perú estaba dedicada al consumo local con un bajo porcentaje de grano que se exportaba de Chile. Las principales zonas de producción estuvieron ubicadas en la selva alta semi tropical, en áreas correspondientes a Moyobamba, Jaén, Huánuco y Cusco.

 

En Chanchamayo, valle ubicado al centro del país y colonizado por franceses, alemanes, ingleses e italianos, el café comenzó a cultivarse en asociación con otros productos como caña de azúcar, coca, tabaco y cacao. En los años 30 el valle de chanchamayo se consolida como una zona cafetalera con instalaciones que permitían procesar mayores cantidades de granos, garantizando una calidad uniforme.

 

El Café representa en el comercio mundial, el segundo producto natural de exportación más vendido después del petróleo.

 

En el Perú, el café es el principal producto de exportación agrícola junto a los espárragos y representa cerca de la mitad de las exportaciones agropecuarias y alrededor del 5% del total de las exportaciones peruanas.

 

El Café se produce mayormente en los valles interandinos y de la cordillera oriental de los Andes, junto con la selva peruana y es cultivado en 388 distritos del Perú por más de 150 mil productores que ocupan unas 330 mil hectáreas.

 

Las zonas de producción de café más destacadas del Perú se encuentran en la zona norte, zona central y zona sur. El 43% de la producción se encuentra en Piura, Cajamarca, Amazonas y San Martin en la zona norte; el 34% de la producción se encuentra en Junín, Pasco, Huánuco y Ucayali en la zona central y el 23% de la producción se encuentra en Apurímac, Ayacucho, Cusco y Puno en la zona sur.

 

El café se desarrolla con relativa facilidad desde los 600 hasta los 1800 msnm en casi todas las regiones principales del Perú. Las variedades que se cultivan son Coffea Arabica con distintos perfiles de sabor, aroma y acidez, existiendo también diversas variedades que se cultivan como Typica (70%), Caturra (20%) y otras (10%), el 90% del café peruano crece bajo sombra, principalmente de leguminosas. Los principales mercados de destino son los países de la Unión Europea, Estados Unidos y Japón.

 

 

A vísperas de celebrar una navidad más, de compartir un día más con nuestras familias y pasar buenos momentos llenos de increíbles recuerdos. La navidad es sin duda el día perfecto para establecer la unión entre personas y derrochar felicidad.  Diciembre es el mes perfecto para compartir y regalar sonrisas a los que más las necesitan y establecer la paz entre los seres humanos. Pero ¿Te has preguntado qué es lo más delicioso que nos brinda la Navidad? Sí, nos brinda una variedad de comidas que durante todo el año las personas esperan para poder compartirla y disfrutarla, un chanchito asado con ensalada de fideos o un pavito acompañado de un poco de arroz, es la combinación perfecta para dejar a nuestro paladar extasiado. No podemos dejar de lado a nuestro delicioso paneton, acompañado de una copa de vino o champagne o también con una deliciosa mantequilla. ¿Suena delicioso no?, no desesperes; la navidad ya se aproxima.

 

Se puede decir que el paneton ya es casi peruano, nuestro país es el segundo consumidor más grande de este producto en el mundo. Solo estamos detrás de la cuna de este bizcocho dulce con pasas y frutas confitadas: Italia.

En nuestro país, el año pasado se consumieron 23 millones de panetones, el 80% de ese consumo se dio durante la época navideña. Solo en las cenas de noche buena se comen más de 8 millones de panetones en el Perú.

El paneton es tan peruano que D´Onofrio exporto en el 2013 medio millón de unidades a países como Japón y Estados Unidos, pues son muy buscados por las familias de origen peruano para Navidad.

La tradición de comer paneton en la cena navideña llego a estas costas junto a los migrantes italianos que arribaron al Perú hace más de 50 años y que hasta la actualidad se sigue.

Rafael Daneluic, gerente del negocio de confitería de Nestlé afirma lo siguiente: “Seguimos con la misma receta que la familia italiana fundadora de D’Onofrio trajo al Perú.  Es la misma masa madre desde hace medio siglo. Todos los años la vamos regando, cultivando y multiplicando cuando vienen las fechas navideñas”

Las masas madre contienen levaduras que ayudan a la fermentación de los panes y ciertos postres. Cada maestro panadero tiene su propia receta para prepararla y la cuida a través de los años, haciendo que cada persona quede anonadada por la delicia que nos ofrece este especial banquete.

 

 
 
Le Cordon Bleu ha evolucionado exitosamente en la industria del turismo y la hospitalidad, de tal manera que hoy, después de 115 años, ha logrado posicionarse en el mundo como símbolo de Innovación y Excelencia.
Desde nuestros inicios hasta la fecha Le Cordon Bleu se ha dedicado a mejorar y desarrollar su infraestructura y la calidad de los servicios que brinda con el único propósito de demostrar, en el Perú y el mundo, que sus egresados, colaboradores y alumnos son el testimonio real de la excelencia y la innovación en su desempeño profesional, es por eso que este prestigioso instituto ofrece muy aparte de sus carreras, masters que cualquier persona interesada en este importante rubro podrá obtener.
La Gastronomía se ha convertido con el tiempo en una de las carreras profesionales más exigentes y requiere un desarrollo constante para poder estar siempre a la vanguardia del mercado. Es por ello que Le Cordon Bleu ofrece el programa de especialización de Alta Cocina Peruana e Internacional.
Master Cuisine es un programa de Post título que está diseñado para perfeccionar y ampliar los conocimientos y las técnicas clásicas, también armas fundamentales para poder alcanzar la excelencia y el éxito en la cocina.
Los objetivos de este master es que el egresado conozca, domine y aplique las nuevas técnicas actuales en el mundo de la cocina, ejecutar correctamente el repertorio de la cocina peruana e internacional y así dominar y poner en funcionamiento todos los utensilios y maquinas al servicio de la cocina y la pastelería, planificar, organizar y dirigir el funcionamiento de una cocina, departamento de producción en restaurantes, hoteles y afines, también determinar el costo de las materias primas y su incidencia en el precio de los productos terminados, crear y gestionar una empresa de servicio de alimentos orientada hacia la calidad en el servicio, la satisfacción de la clientela y los empleados y crear y diseñar la carta de un restaurante basándose en los productos que brinda el local e imprimir en ella una personalidad definida con un estilo propio.
Master Patisserie es otro de los masters que ofrece Le Cordon Bleu. Este programa está concebido para complementar, ampliar y perfeccionar los conocimientos y técnicas de la pastelería tradicional, moderna y vanguardista en el ámbito de la gastronomía francesa, peruana e internacional. Está dirigido a chef de pastelería que busca el perfeccionamiento y lograr un nivel competitivo mundial.
Los objetivos de este master es hacer que el egresado conozca, domine y aplique nuevas técnicas de pastelería profesional vigentes actualmente en el mundo de la gastronomía, elaborar y ejecutar correctamente el repertorio de la pastelería tanto peruana como internacional, conocer, dominar y poner en funcionamiento todos los utensilios y equipos al servicio de la pastelería, optimizar la utilización correcta de las materias primas, buscando el mejor rendimiento de las mismas y crear y elaborar de forma completa la carta de postres en un restaurante, basándose en la disponibilidad especifica de productos y así fusionarlos con los ingredientes de la cocina, dando como origen a un estilo propio de innovación.
 
 

 

El Lúcumo es la especie más extendida y comercialmente más valiosa de Pouteria. Es un árbol de la familia de las sapotáceas, originaria y nativa de los valles andinos del Perú, que se cultiva por su fruto llamado lúcuma empleado en gastronomía, sobre todo; en la preparación de dulces, postres y helados.

 

En el Perú la mayor parte de la producción se concentra en las zonas de Lima, Ayacucho, La Libertad, Cajamarca y Huancavelica y su cultivo se acrecienta cada año debido a la extraordinaria demanda en Perú e internacionalmente. La COPROBA, organismo del gobierno del Perú, lo ha declarado uno de los productos bandera del Perú.

 

Dos intentos de introducir su cultivo en el sur de Estados Unidos han resultado infructuosos; en México y Hawái crece, aunque no se consume en gran escala.

 

El árbol prefiere temperaturas templadas, idealmente entre los 20 y los 22° C, no es resistente a heladas. El suelo ideal es arenoso, de buen drenaje, rico en nutrientes y de pH neutro. No requiere de irrigación constante y soporta bien periodos breves de sequía así como temporadas muy húmedas, pero no resiste la anegación, ni las temperaturas muy altas, condiciones a las que está mejor adaptada la especie Pouteria Macrophyla, en la que se ha intentado injertarlo infructuosamente.

 

La calidad de la fruta varía drásticamente con las condiciones de cultivo. Produce frutos desde nivel del mar gasta los 3000 msnm, pero las condiciones óptimas están alrededor de los 500. En condiciones favorables los arboles producen entre 200 y 300 frutos, a partir del cuarto o quinto año. La producción es mejor en los especímenes producidos por esquejes que por los plantados de semilla, aunque la germinación de estas no ofrece particulares complicaciones.

 

La Lúcuma se consume ya muy madura, varios días después de su caída, debe conservarse encuentra en paja o material similar durante este periodo. Tiene un sabor intenso que recuerda al jarabe de arce aunque según muchos; es muy superior y se emplea cocida en tartas, pasteles, helados, batidos, pudines, y otros postres.

 

Su utilización en postres, helados y dulces está bastante extendido en Perú desde tiempo precolombinos, siendo considerada por los peruanos fruta nacional y producto de bandera.

Por su alto contenido en almidón, la pula se seca en ocasiones para su conservación, rinde una harina no perecedera, muy dulce y nutritiva, que concentra el hierro, betacaroteno y niacina contenidos en la fruta. Puede también congelarse por periodos prolongados.

 

La Lúcuma es sin duda una de las frutas más deseadas por los peruanos y los turistas. Ese toque delicioso de dulce fresco combinado con un poco de fudge dejara a tu paladar con ganas de seguir degustándolo hasta empalagarte.

 

 

Como se sabe, el Perú es un país poseedor de grandes riquezas naturales, tal es así que el sector agrícola se ve favorecido a causa de las distintas características y peculiaridades de su suelo que conllevan a la siembra de una serie de productos.

 

A través del presente trabajo se mencionaran diversos puntos que guardan relación con la producción del limón, este fruto que a lo largo de los años se ha constituido como fuente primordial y de soporte económico en las zonas del norte del Perú.

 

A la vez se podrá destacar que este cítrico cuyo origen se remonta hace unos 20 millones de años atrás proveniente del sudeste asiático de la China y traído al Occidente por los árabes en el siglo XV; pero que a causa de la dispersión y migración de su lugar de origen; es ahora considerado como un producto bandera y de raíces netamente peruanas, ya que las características de esta tierra ha ocasionado que lo diferencian del resto y que tenga una gran participación tanto en el mercado nacional como en los distintos mercados internacionales representando en gran parte la cultura gastronómica y alimenticia de los peruanos.

 

El cultivo de limón alude uno de los cultivos permanentes de mayor importancia en el área de Piura, su producción se centra específicamente en el Valle San Lorenzo y para lo cual los pobladores (productores) de esta región se han agrupado formando la “Asociación de productores de limón”  una organización que rige la actividad productora de este fruto pues genera un importante ingreso económico para los pequeños productores de la zona.

 

La producción nacional del limón se centra destacadamente en las haciendas Hualcará y Casuarinas, las cuales fueron impedidas de producir durante la Reforma Agraria que sufrió en nuestro país, en los años de 1968 y 1978, hecho que para la década del noventa fue fundamental en cuanto se refiere a la introducción de nuevas variedades de semillas y se podría decir que es allí cuando se inicia la citricultura moderna en el país.

 

Con respecto al limón en las localidades de Chulucanas, Tambogrande, Sullana y Piura (Cieneguillo) se sabe que la estacionalidad de estas zonas provoco la entrada de limón sutil peruano en el mercado interno nacional durante la época de escases. Posicionado a Tambogrande como el valle con mejores rendimientos en cuanto a calidad y cantidad, seguido por Cieneguillo, Sullana y Chulucanas; abasteciendo de esta manera a todo el mercado nacional a lo largo y ancho del país.

 

El limón peruano es una magia hecha realidad, la cual podrás disfrutar agregando este sabroso cítrico a la comida de tu preferencia, según tus gustos.

 

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 10 de 18