Usuario Password Tipo

 

La causa a la limeña o causa limeña es un plato típico muy extendido y conocido en la gastronomía peruana. Tiene origen precolombino, ya que en el antiguo Perú era preparado a base de papa amarilla, la cual tenía una textura muy suave, amasándola con ají triturado.

 

En la época del virreinato, entre los siglos XVI y XIX, se le agregó el Limón; utilizando hasta la actualidad este delicioso ingrediente que le da ese toque perfecto.

 

La causa proviene del nombre Kausay, que significa sustento necesario o alimento en quechua, así se le llamaba a la papa. Existe otra hipótesis sobre la definición del nombre; fue con la llegada del libertador José de San Martin, que se dice que para solventar los gastos de la campaña militar, en las esquinas de las calles limeñas se vendía este plato para apoyar “La Causa” de la independencia, en ese contexto fue que el plato ganó el nombre de Causa.

 

La causa rellena es uno de los platos más conocidos en el Perú profundo y es una de las entradas de preferencia para todo el buffet criollo, al cual los turistas y peruanos mismos asisten cuando quieren realizar turismo gastronómico.

 

Este plato está elaborado a base de papa amarilla peruana, y los ingredientes que no pueden faltar para poder preparar una causa completamente deliciosa son ají, lechuga, choclo, queso fresco, huevo cocido, palta y aceitunas negras. La preparación de este delicioso palto admite diversas variantes como causa rellena de atún, rellena de pollo, de mariscos u otras variedades de carnes blancas a gusto de quien las prepara. Suele servirse con un pequeño chorro de mayonesa.

 

Si algún día te provoca preparar este delicioso platillo en casa, es muy fácil. Primero tienes que hervir las papas con sal y media tajada de limón, cuidando que no se deshagan al cocinarse. Para pasarlas fácilmente por la prensa papas, hay que pelarlas y dejar que se enfríen. Una vez que la papa fría esta prensada agrégale una pisca de sal, jugo de limón, aceite y ají licuado; mezclando todos los ingredientes sin dejar de probar el sabor. Si notas que la masa está muy seca, no te asustes; agrégale un poquito de caldo obtenido de sancochar la pechuga, hasta que puedas obtener una masa moldeable y que no se desmorone a la hora que la manipulas.

 

Una vez que tengas la masa moldeable debes extender la mitad de la masa y a la vez mezclar el pollo con la mayonesa  y con la otra mitad debes de cubrir el relleno prensándolo un poco. Para darle el toque perfecto puedes decorarlo con huevo, aceitunas, tomate, perejil y hojas de lechuga. Este plato es sin duda un manjar para los paladares tan exigidos que tenemos los peruanos. Disfrútalo.