Usuario Password Tipo

 

Nada como el helado. El helado o crema helada es un postre congelado hecho de agua, leche, crema de leche o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes o azúcar. En la actualidad, se añaden otros ingredientes tales como yemas de huevo, frutas, chocolate, galletas, frutos secos, yogur y sustancias estabilizantes.

 

El helado es un producto delicioso, refrescante y nutritivo que se puede definir como leche batida, congelada, endulzada y concentrado, que puede ser consumida en diferentes sabores, formas y tamaños.

 

El helado al igual que todos los productos tiene una historia por demostrar y que nos acompaña desde hace miles de años. Se dice que todo empezó con los chinos muchos siglos antes de Jesucristo y nuestro calendario. Estos mezclaban la nieve de las montañas con miel y frutas y  así era una forma la cual ellos utilizaban para refrescarse.

 

La preparación de los helados por aquel entonces era tan complicada que solo lo podía tomar la nobleza. Todos sabemos a qué velocidad se derrite un helado y al no disponer de refrigeradoras, congeladoras o heladeras, era todo un reto conservar el helado hasta que un rey o una persona de clase alta lo pudiera degustar.

 

En ese entonces los helados de leche no eran muy conocidos, fue entonces que un cocinero francés mezclo zumos de leche e invento el helado. El Rey Carlos I de Inglaterra quedo tan fascinado que le dio una gran recompensa para que reservase su invento únicamente para uso de la mesa real.

 

En 1660, el italiano  Procorpio abrió en Paris el “Café Procope”, donde además de café se servían helados, siendo este siciliano el abuelo del helado popular. Fueron los heladeros italianos, convertidos en helados ambulantes, quienes hicieron que toda Europa conociera sobre las de delicias de los helados.

 

En 1846, la americana Nancy Johnson inventa la primera heladora automática, a partir de esta creación empieza la verdadera historia del helado industrial con los resultados que todos conocemos. El helado nos gusta y se ha hecho muy popular en nuestro país y nuestra demanda está haciendo que la industria del helado tenga una gran producción.

 

Hoy en día el helado se puede comprar y también hacerlo en casa, solo necesitas leche, huevos, azúcar, tiempo, un congelador y un poco de dedicación para poder preparar este delicioso postre que refresca y endulza a todos con tan solo verlo.

Que mejor que en esta época, a vísperas de la navidad y con el sol ardiendo que comer un helado, se viene el verano; todos a cuidarse del sol y refrescarse.