Usuario Password Tipo

 

La Gastronomía del norte del Perú está conformada por las zonas ubicadas desde Tumbes hasta las costas de La Libertad, así como la ceja de selva de Amazonas, la sierra de Cajamarca y de La Libertad, en dichas zonas existen una gran diversidad de platos y estilos. La costa tumbesina ofrece un alto poder en su gastronomía basada en mariscos y preparaciones con pescados de los más frescos y calidad inigualable, platos que van desde un ceviche de conchas negras, hasta un sudado de las mismas. Un plato bandera que nos puede ofrecer la costa tumbesina es una parihuela de mariscos, que es una sopa espesa y contundente que lleva variedad de mariscos y trozos de pescado, si eres aficionado a estas comidas, quedarás extremadamente satisfecho. No podemos dejar de mencionar al ceviche de langostinos, una tortilla o un picante de estos; los dulces no se quedan atrás, entre los más destacados se encuentran el dulce de grosella, el ante papaya y el dulce de pechiches.

 

La costa de Piura nos ofrece también una rica gastronomía marina, con algunos platos que realmente te sorprenderán, un filete de pez espada frito en mantequilla o un “seco de chabelo”, acompañado de un “poto” de chicha en monsefu es una buenísima elección, una sopa de novios, un caldo de siete carnes y tantos otros platos que nos brinda esta calurosa tierra, no se puede dejar de mencionar al infaltable ceviche de mero o de ojo de uva, el cual podrás disfrutar visitan la caleta de Paita, Colan, Yacila o en cualquier otra ciudad o puerto costero del norte de nuestro país. Entre los postres más conocidos que ofrece la ciudad de Piura se encuentran la natilla y la algarrobina; que es un tipo de jalea dulce con propiedades muy reconstituyentes y algo que no podemos dejar de mencionar a la chicha de jora, refresco típico de esa ciudad desde tiempos inmemorables.

 

La sierra Piurana de Ayavaca nos sorprende con su “mote con arvejas”, “el repe”, un pequeño plátano muy consumido, el alfeñique, el sango y el infaltable guarapo, destilado de caña; por su lado, Huancabamba; ofrece su rompope y la diamantina, platos que se preparan con huevos criollos, cañazo, azúcar, canela y poco limón.

 

Si seguimos descendiendo podemos encontrarnos con Lambayeque, tierra natal del seco de cabrito con frejoles, el reconocido arroz con pato a la chiclayana, tortilla de raya y el chinguirito en la caleta de Santa Rosa. También disfrutar del reconocido internacionalmente alfajor King Kong.

Sin lugar a dudas el norte del Perú ofrece una gran variedad de platos los cuales cualquier persona puede disfrutar dependiendo de su gusto por las comidas. Hacer turismo gastronómico por el Perú es dejar a tu paladar completamente satisfecho.